sec-juego

Molinari: "Volveremos a los peores años del deporte argentino"

El 21 de diciembre de 2009 la por entonces presidenta Cristina Kirchner firmó el decreto para la creación del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard), iniciativa que un mes antes había pasado por el  Congreso. En ese momento se instaló la piedra basal para que cientos de deportistas amateur del país, hartos de quejarse por la falta de apoyo de todo tipo, puedan empezar a entrenar y competir en el más alto rendimiento. Lo que vino después es conocido. Las medallas de oro de Sebastián Crismanich (Londres 2012), Paula Pareto (Río 2016), Santiago Lange y Cecilia Carranza (Río 2016) y Los Leones (2016) son solamente algunos ejemplos. Hoy, casi ocho años después, el Gobierno piensa en cambios que podrían traer consecuencias directas sobre el desarrollo del deporte argentino.

"El artículo 124 del proyecto de Reforma Tributaria elevado por el Poder Ejecutivo al Congreso pone en riesgo la naturaleza, la independencia y la existencia misma del Ente Nacional de Alto Rendimiento (Enard)", sentencia el comunicado que los atletas olímpicos difundieron a través de las cuentas oficiales del Comité Olimpico Argentino en redes sociales. El mismo se publicó el viernes por la tarde, justo después de una reunión celebrada en la casa que el presidente del COA, Gerardo Werthein, tiene en el barrio Parque de la Ciudad de Buenos Aires. A la mesa se sentaron, entre otros, el reconocido gimnasta rosarino Federico Molinari quien en diálogo con Rosarioplus.com contó que buscarán pactar una reunión con el presidente Mauricio Macri para conseguir que se mantenga la autarquía del Ente. 

¿En qué momento de tu carrera apareció el Enard?

Me tocó muy de cerca. Cuando se crea, a fines de 2009, empecé a tener mis mejores momentos deportivos. Pude competir más seguido y ser finalista olimpico gracias al Enard. Los años anteriores habían sido muy sufridos. Desde 2003 hasta 2007 casi que no fui a ninguna competencia. No había apoyo ni materiales adecuados para trabajar.

Ya se habían acostumbrado a este beneficio ¿Alguna vez pensaste que podría ponerse en riesgo el financiamiento del Enard?

Varias veces se habló del tema, pero esta es la más dura de todas. Ya veíamos venir que podía haber un cambio en cuanto a la forma de financiar al Enard. A nosotros no nos importa de dónde salga el dinero, pero queremos que siga llegando directamente al Enard y no pase por ninguna entidad pública en el medio.

Lo que los atletas temen es que con los cambios pensados por el Gobierno el dinero llegue primero a la Secretaría de Deportes de la Nación y luego se derive a cada disciplina. Molinari explicó que en esa burocracia se perdería mucho tiempo que "muchas veces los deportistas no tenemos". En síntesis, cada gestión pasará a ser más lenta: un trámite que la Secretaría encara puede tardar meses, mientras que el Enard ya se acostumbró a resolver todo en solamente horas. 

Hoy sos entrenador de un deporte practicado por la clase media como es la gimnasia ¿Notás que los más jóvenes necesitan el apoyo que vos alguna vez tuviste?

Si, sin dudas. Tengo a mi pupilo, Julián Jato, con mucho futuro en la gimnasia argentina. Sería una lástima que él pierda el beneficio del Enard que tuvo durante los últimos cuatro años. Gracias a eso es quien es hoy y si no lo tuviera tendría que competir en desigualdad de condiciones con otros atletas del mundo.

¿Cuál pensás que puede ser el argumento del Gobierno para ordenar los cambios en torno al Enard?

No lo sé, no quiero opinar por ellos. Me gustaría que podamos sentarnos a dialogar y debatir con Macri. No tenemos problema en hablarlo. Puede haber distintas opiniones, pero también tienen que entender. Que el dinero vuelva a la Secretaría de Deportes va a ser un gran paso para atrás.  Volveremos a los peores años del deporte argentino y no queremos eso, queremos avanzar. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo