sec-juego

Newell's comenzó con la renovación y los juveniles asoman

Comenzó la renovación. Se sabe que en Newell's habrá muchas bajas a fin del torneo y que, a raíz de la compleja situación económica del club, llegarán pocos jugadores de afuera. Por lo que el principal recambio surgirá desde las inferiores. Y en ese contexto, el partido ante Central Norte de Salta por la Copa Argentina le permitió a Juan Pablo Vojvoda poner en cancha una buena cantidad de juveniles que seguramente formen parte del próximo plantel.

Diego Osella no fue un entrenador propenso a darle lugar a los juveniles. De hecho, durante su gestión arribaron al Parque Independencia diez futbolistas: ocho en el primer receso (Néstor Moiraghi, Germán Voboril, Leandro Vega, Sebastián Prediger, Facundo Quignón, Juan Ignacio Sills, Joel Amoroso y Mauro Matos) y dos en el último (José San Román y Jacobo Mansilla).

Lógicamente, esos futbolistas impidieron que sean muchos los juveniles que tuvieran lugar en la consideración de entrenador rojinegro. Franco Escobar recién recuperó un lugar en los últimos partidos de Diego Osella, Jalil Elías parecía haberse ganado la titularidad pero después lo sacaron, Héctor Fertoli fue el que más jugó, Eugenio Isnaldo tuvo pocas chances y Matías Tissera fue un par de veces al banco e ingresó en dos compromisos. Y no mucho más.

Por eso, el interinato de Vojvoda quizás signifique también la posibilidad de que algunos chicos empiecen a tener más minutos.

Ante Central Norte tuvieron rodaje Milton Valenzuela y Braian Rivero, quienes sumaban escasísimos minutos en primera. Y ambos demostraron estar a la altura de las circunstancias. También hubo tiempo para los debuts de Rodoldo Rotondi y Maximiliano Ribero, y para la reaparición de Mauricio Tevez.

Además, se espera que en estos últimos tres partidos del campeonato con Lanús, Belgrano y Godoy Cruz continúe la inclusión de juveniles, ya sea en el equipo o en el banco. Y en ese sentido, la necesidad será aliada de Vojvoda. Es que para el próximo compromiso ante el Granate el cuerpo técnico no podrá contar con varios futbolistas que se encuentran suspendidos y lesioados. Sebastián Domínguez y Mauro Formica deben una fecha por haber llegado a la quinta amarilla, Jacobo Mansilla adeuda una por la roja ante Boca y Sebastián Prediger recibió una fecha de sanción por su expulsión contra Unión.

A las bajas por sanción se suman José San Román y Joel Amoroso quienes se ponen a punto de sendas lesiones, Juan Ignacio Sills con una fractura en la mano que lo condiciona para jugar y Maxi Rodíguez, quien será evaluado en la semana luego de sentir una molestia en la previa al compromiso con Central Norte.

Por lo tanto, desde este martes, cuando el plantel vuelva a los entrenamientos, Vojvoda empezará a trabajar en el armado del equipo contra Lanús, al que recibirá el domingo en el Parque Independencia a puerta cerrada y en horario a confirmar.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo