sec-reposera

Con el sanguchito a otro lado: prohiben comer en la Fontana di Trevi

El gobierno de Roma prohibió sentarse a comer y beber frente a la icónica Fontana di Trevi y a otras fuentes históricas de la ciudad, como las de Piazza Spagna y Piazza Navona, al fundamentar que puede ser un "episodios contrario a las reglas de decoro urbano".

La administración que conduce Virginia Raggi precisó que la ordenanza aplicará multas de entre 40 y 240 euros a quien "acampe, consuma alimentos o bebidas, se siente o lave animales" en las tradicionales fuentes de la capital italiana.

Según la ordenanza, la prohibición regirá hasta el 31 de octubre y se fundamenta en la necesidad de "impedir episodios contrarios a las reglas de decoro urbano" y "garantizar la adecuada tutela del patrimonio histórico, artístico y arqueológico de Roma". 

La norma, que alcanza a cerca de 15 fuentes capitalinas, sus bases y sus alrededores cercanos, excluye explícitamente de la prohibición al "tradicional lanzamiento de monedas", que convirtió a la Fontana di Trevi en un símbolo del centro histórico romano.

Entre las fuentes sobre las que regirá la nueva ordenanza están también las de Piazza del Popolo, Piazza Barberini y algunas otras que son lugares centrales de reunión para los jóvenes italianos y turistas, como la de Santa María de Trastevere, Madonna dei Monti y Campo de Fiori.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo