Fue a buscar su auto al corralón y se lo habían compactado

La dueña del vehículo ahora demanda a la Municipalidad por daños y perjuicios. Claro que la señora fue a buscarlo luego de un año de que se lo incautaran por problemas de papeles y desde el municipio advierten que le habían avisado

Cada compactación produce entre 850 y 900 toneladas de chatarra.
El auto de la señora quedó hecho un bollito, y se destapó el juicio. 

Un hecho insólito es el que protagoniza una reciente demanda contra la Municipalidad de Rosario. Se trata del caso de una mujer que fue a buscar su auto al corralón y se lo entregaron compactado. Claro que, en el medio, hay algunos detalles que explican el caso.

Así como lo leen. La cosa es así: en abril del año pasado, el Volkswagen Pointer modelo 96 de la señora fue derivado al depósito municipal por falta de documentación. A partir de ese momento, la dueña comenzó los trámites que le exigía la Dirección Municipal de Tránsito para poder recuperar su vehículo.

Pero entre que efectuó la transferencia, pagó la deuda de multas y patentes, consiguió la verificación técnica y contrató una póliza de seguros pasó más de un año. Una vez completados los trámites, el pasado mes de julio, se presentó en el corralón para retirar el Pointer.

Cuál fue su sorpresa cuando le indicaron que el auto ya no estaba como se lo quitaron, sino convertido en un amasijo de chapa, ya que se lo habían compactado sin enviarle ningún aviso previo por escrito.

Ahora la mujer reclama por daños y perjuicios un resarcimiento económico de poco más de 70.000 pesos por el valor del vehículo compactado y los gastos realizados.

Desde la Municipalidad aclararon a Rosarioplus.com que el asunto no es como lo plantea la demanda judicial. Una fuente del Palacio de los Leones informó que el vehículo ingresó al corralón municipal el 14 de marzo de 2016, sin documentación, y que el 21 de abril de este año se le notificó al titular registral como para que normalice la situación. La fuente precisó que el titular del vehículo no era el mismo a quien le retiraron el auto de la vía pública. "En ese momento no había ni denuncia de venta, nada", señalaron para explicar la anomalía que motivó el secuestro. 

Luego, la fuente municipal aseguró que "se informó públicamente los autos que iban a ser sometidos a compactación, como se hace siempre en estos casos y de acuerdo con la normativa vigente".

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo