sec-reposera

Miles de personas aceptaron limpiar baños a cambio de WiFi gratis

Nadie lee la letra chica de los términos de conexión cuando ingresa a una página, o al menos así lo probó una curiosa broma que hizo un servidor de internet que ofreció Wi Fi gratuito a cambio de mil horas de trabajo comunitario. 

Se trata del proveedor de servicios Purple que añadió un punto falso a sus "Términos y condiciones" para brindar acceso a a la red. El objetivo era mostrar la "falta de conciencia del consumidor" y vaya si lo lograron. Más de 22 mil personas aceptaron felizmente las condiciones a cambio de un poco de señal. 

La cláusula en cuestión detallaba: "El usuario puede ser requerido, a discreción de Purple, para llevar a cabo 1.000 horas de servicio comunitario. Esto puede incluir lo siguiente. Limpieza de los parques locales de desechos animales. Proporcionar abrazos a perros y gatos callejeros. Aliviar manualmente los bloqueos de las alcantarillas. Limpieza de lavabos portátiles en festivales y eventos locales. Pintar conchas de caracol para alegrar su existencia. Raspar chicle de las calles". 

A lo largo de dos semanas sólo una persona se percató de la broma y así el objetivo de la marca, de mostrar la falta de conciencia en el consumo en red, estuvo cumplido. 

Purple es el primer proveedor de Wi-Fi compatible con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR ), que está en línea con la nueva legislación del gobierno británico que entrará en vigencia en mayo de 2018. Las nuevas leyes ntroducirán una condición que requiere "Consentimiento inequívoco" antes de que los datos personales o de comportamiento de los usuarios puedan ser utilizados con fines de marketing, por esta razón intentan concientizar sobre la importancia de leer los términos.

"Los usuarios de Wi-Fi deben leer los términos cuando se inscriben para acceder a una red.¿Qué están de acuerdo, cuántos datos están compartiendo, y qué licencia están dando a los proveedores? Nuestro experimento muestra que es demasiado fácil dar el tilde y aceptar algo injusto ", dice Gavin Wheeldon, CEO de Purple.

Afortunadamente, la compañía no tiene intención de obligar a nadie a limpiar los baños o pintar conchas de caracol, aunque pueden que obliguen a abrazar perros. No mentira, a esto tampoco obligarán. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo