sec-juego

Fiscalía de Estado homologó el nuevo estatuto de Central

Se hizo esperar, pero llegó. Tras muchas correcciones y revisiones, la Fiscalía de Estado homologó el nuevo estatuto de Central, el mismo que los socios discutieron durante una Asamblea en 2016.

El estatuto ya se encuentra en vigencia. De todos modos, la dirigencia organiza para los próximos días una Asamblea Informativa para que los socios se pongan al día con las modificaciones.

¿Cuáles son las principales diferencias con el estatuto anterior? Entre varios puntos, se destacan los siguientes: los socios tendrán más derechos para participar en la vida institucional con presencia en Comisión Revisora; se abrirá un Registro de Agrupaciones, que hará más simple el acceso de movimientos políticos a la vida electoral del club; se fomentará la formación de dirigentes con la constitución de una Asamblea de Representantes; se regulará un secretariado de finanzas para el llamado a licitaciones en grandes obras; podrán votar los mayores de 16 años y se renovarán las categorías societarias, quedando a un lado el “socio estadio” para estimular el uso de servicios e instalaciones que posee la institución.

El pasado miércoles 28 de junio, Inspección General de Personas Jurídicas firmó el dictamen que autoriza a Central a ser regido desde entonces por su nuevo estatuto, discutido por última vez en la Asamblea de la que participaron unos mil socios el 20 de abril de 2016.

Respecto de lo institucional, lo más relevante es que el nuevo estatuto Canalla prohíbe taxativamente la conversión de la entidad a una sociedad anónima, una clara muestra de rechazo y protección a la avanzada privatista que se quiere imponer en este último tiempo en el fútbol argentino. Algo que los directivos auriazules discutieron con firmeza en la elaboración de las bases del nuevo torneo de primera división.

Además, se modificó la exigencia de antigüedad para los distintos cargos en listas electorales. Para ser candidato a presidente o vicepresidente se requieren diez años de socio, para el resto de mesa directiva ocho años, y cinco años para puestos de vocal.

Entre otros puntos aggiornados del nuevo estatuto, se destacan: los socios tienen "derecho por parte de las autoridades a recibir información de cualquier asunto institucional”; se crea la figura de vicepresidente tercero; se exige que al menos una vez cada 15 días se produzca una “reunión de Comisión Directiva en pleno”; se crea la Secretaría de Revisión de Cuentas con participación igualitaria entre autoridades y primera minoría (segunda lista más votada en las últimas elecciones); y se prohíbe contratar empresas para obras o servicios en las cuales tenga participación algunos de los directivos de la institución.

Cambios de fondo en cuestiones electorales

En cuanto a lo que tiene que ver con cuestiones electorales, las modificaciones del nuevo estatuto son de fondo. En la búsqueda de identificar y reconocer a cada movimiento político, el club abre un Registro de Agrupaciones. Para registrarse en el club, una agrupación debe estar compuesta por diez socios, presentar 200 avales y dar información de contacto y domicilio.

Además, para participar en las elecciones, las agrupaciones registradas tendrán como requisito para presentar lista reunir avales por el 3 por ciento sobre la cantidad de socios que votaron en la última elección (12 mil en 2014). Pero se toman como válidos los 200 avales presentados para registrar el movimiento, es decir que quedarán a muy pocos avales para llegar a las elecciones.

La agrupación que no esté registrada en el club, en cambio, deberá presentar el 3 por ciento del padrón de socios (actualmente en 60 mil) y ese número nunca podrá ser menos de 600 avales, para oficializar lista en un acto electoral.

En los próximos días la dirigencia lanza la apertura del Registro de Agrupaciones. Y desde ahora podrán votar los mayores de 16 años con al menos un año de antigüedad como socio.

En las elecciones, además de Comisión Directiva, los socios votarán para confeccionar la Asamblea de Representantes, que estará integrada por al menos 60 socios (con un mínimo del 20 por ciento mujeres), los cuales son los que asumirán el derecho de participar en la Asamblea General anual donde se presenta Memoria y Balance.

Los miembros de la Asamblea de Representantes tendrán la responsabilidad de estudiar y analizar los documentos que presenten los directivos.

La institución regula y garantiza desde entonces la difusión igualitaria y equitativa de la publicidad de cada uno de los candidatos a presidente en período electoral. Y el club quedará en acefalía cuando quede al frente de la entidad solo 9 miembros.

Nuevo concepto sobre el Día del Club

El nuevo estatuto también le pone límites al famoso Día del Club. En temporadas anteriores, la dirigencia de turno utilizó este recurso para conseguir un fondo extra. Así, se aplicaron bonos obligatorios para los socios que fueron al estadio en partidos que el equipo disputó en condición de local.

A partir de lo que marca el nuevo estatuto, esta situación no podrá repetirse. Es que sólo se podrá exigir el pago de un bono por Día del Club, como máximo, tres veces al año.

Pero también se modifica el alcance del bono. Antes lo pagaban sólo los que concurrían al estadio a ver el partido. Desde ahora, será obligatorio para todos los socios, vayan o no a la cancha, excepto para los menores de 18.

 Cambios en categorías societarias

Otro tema actualizado en el nuevo estatuto es el de las categorías societarias. La principal es que se elimina la figura del “socio estadio”.

Los actuales socios con esa condición deberán elegir por algunas de las nuevas categorías. Las que están a disposición desde ahora son: socio pleno (acceso a las instalaciones del club y al estadio los días de partido), socio institucional (acceso a los predios y a sus disciplinas deportivas pero no al estadio), socio adherentes (tendrá derecho a adquirir entradas cuando haya disponibilidad pero no a las instalaciones del club o al Gigante los días de partido), socios protectores (pagan voluntariamente dos o tres cuotas y gozarán de beneficios a determinar por los dirigentes), o socio internacional o filial (puede acceder al estadio pero no hace uso de las instalaciones del club).

Para llegar a la condición de socio vitalicio, en cambio, se requerirá 35 años de antigüedad y tener edad jubilatoria. Si solo se tienen los años de antigüedad, el socio pagará la mitad de la cuota hasta su edad jubilatoria.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo