sec-juego

Teo fue figura en el triunfo canalla ante Atlético Tucumán

El equipo celebra junto a Gutiérrez (Crédito: Juan José García).

Rodríguez: Buena tapada ante Zampedri con el partido 0 a 0. Sacó rápido para provocar la contra en la antesala del primer gol. Preciso con los pies. Sin responsabilidad en el gol.

Salazar: Muchas dinámica. Pasó al ataque cada vez que pudo. Pero sintió una molestia en un muslo y no completó el primer tiempo.

Leguizamón: Ganó en varias intervenciones. Pero no se lo notó seguro como en otras ocasiones. Cometió una falta torpe en el final que podría haber costado caro.

Pinola: Duro con Zampedri, le marcó el terreno de arranque, y lo incomodó casi siempre. Aunque no fue único responsable, no llegó a cerrar en el gol de los tucumanos. Fue el que más faltas cometió (3). Correcto en la salida con el balón.    

Villagra: Un error suyo le entregó una chance clara a Zampedri. Y se ganó la tercera amarilla consecutiva por una falta grosera. Lo reemplazaron en el complemento. Sigue en bajo nivel.

Camacho: Le faltó precisión en un claro a mano a mano apenas comenzado el partido. Aportó despliegue. Más allá de su habitual desorden, trató de colaborar en la recuperación.

Musto: Esta vez, no se lo vio tan solo a la hora de recuperar. Algo impreciso para distribuir, marcó presencia en el medio. Quedó la sensación de que se hizo amonestar en el final. Llegó a la quinta acumulada, y no podrá estar la fecha que viene ante Temperley.

Colman: Activo para manejar la presión. Participó de la mayoría de las acciones ofensivas. Se bancó los 90 minutos. Un lunar: se encontró con una situación clara en el primer tiempo, y la terminó mal.

Fernández: Gran tarea por su banda. Dejó mano a mano a Camacho, y generó varias en ataque. Lo hizo calentar a Acosta, que se ganó dos amarillas en dos minutos. Fue el más golpeado del equipo.

Carrizo: Muy movedizo. Jugó libre en ataque, participó mucho, y metió una definición notable en el gol. Sigue impreciso en la ejecución de la pelota detenida.

Gutiérrez: Volvió a ser la figura del equipo. Asistencias exquisitas tanto para Carrizo en el primer gol, como para Ruben en el segundo. Luchetti evitó su gol en el final, que hubiera sido la frutilla del postre. El colombiano sigue jugando en alta gama. 

 

Ingresaron luego

Ferrari: Se instaló como lateral derecho y cumplió. Pasó al ataque con criterio y no cometió faltas. No pudo cortar a Zampedri en el gol.

Ruben: En 13 minutos cumplió con el objetivo. Ese fue el tiempo en cancha que necesitó para anotar su gol, cortar la sequía y darle margen al equipo en el resultado. Necesitaba convertir por varias cuestiones, y lo hizo.

Lovera: Sumó un puñado de minutos, pero esta vez no le tocó entrar bien. Quedó un par de veces en fuera de juego y sus escasas intervenciones no fueron acertadas.

EL TÉCNICO

Montero: Su equipo arrancó el partido muy concentrado, y entregó 15 minutos en buen nivel. Generó situaciones y superó claramente al rival en el trámite. Sin embargo, no pudo trasladar esa diferencia al marcador. Faltó precisión y justeza en los últimos metros. Pero fue la mejor producción colectiva desde que dirige al equipo. Además, se corrigieron problemas de retroceso.

EL ÁRBITRO

Delfino: Se lo notó algo localista, demasiado celoso para sancionar las faltas cometidas por los tucumanos. Pero resolvió con precisión y sin dudar en las jugadas que se dieron dentro de las áreas. Buen partido.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo