Evalúan imponer tareas comunitarias a los estudiantes de las amenazas de bomba

En el marco de las medidas en la investigación por amenazas de bomba en las escuelas, además de los allanamientos del miércoles por la noche, este jueves cuatro alumnos del Colegio San Antonio de Padua, de Provincias Unidas al 900, fueron demorados y puestos a disposición del Juzgado de Menores y el fiscal de Ciberdelito Gustavo Ponce Asahad.

La delegada del Ministerio de Educación en la Región VI, Daiana Gallo Ambrosis, reveló que las autoridades de esa cartera y de las escuelas afectadas por las repetidas amenazas de bomba están analizando la posibilidad de imponer sanciones especiales a los alumnos involucrados en la investigación judicial. La funcionaria puntualizó que las medidas a tomar “son reparadoras”, tales como “colaborar con la pintada de un aula o haciendo un trabajo comunitario en el barrio”, abundó. En este sentido, descartó empeorar las cosas con medidas más extremas. “No se expulsa ni se suspende a nadie porque entendemos que el mejor lugar donde pueden estar los estudiantes es en la escuela”, dijo.

Gallo Ambrosis dialogó con Sí 98.9 sobre el crecimiento exponencial de esos llamados anónimos durante las últimas semanas: “Nos tiene preocupados y ocupados”, dijo acerca del inusitado fenómeno. “Esta semana estuvimos reunidos con el Ministerio Público de la Acusación, con el fiscal (Gustavo) Ponce Asahad y con funcionarios del Ministerio de Seguridad. Nos manifestaron que habían podido detectar líneas de teléfono y estaban esperando las direcciones de los titulares para poder realizar los allanamientos”, contó.

Por otro lado, Gallo Ambrosis aclaró: “Desde el Ministerio de Educación entendemos que hay que concientizar sobre esta problemática”. “Armamos una circular que va a llegar a las escuelas sobre las consecuencias penales y civiles que tienen estos hechos. La circular va a llegar a las familias a través de los cuadernos de comunicaciones”, amplió en diálogo con Ariel Bulsicco. 

En este sentido, remarcó que “la escuela sola no puede” y que “la familia es fundamental en el proceso de aprendizaje de los estudiantes”. Asimismo, la delegada convocó a la comunidad escolar “a participar en las escuelas para poder dialogar sobre lo que implica un operativo de estas características y la pérdida de clases”. “Si bien son escuelas secundarias, algunas tienen nivel primario entonces los más chiquitos también son afectados”, observó.

La funcionaria de Educación aclaró las amenazas se suceden “por efecto contagio”. Asimismo, explicó que no es la primera vez que sucede, sino que pasó otros años pero la diferencia está en la cantidad de llamados realizados. “Paso de ser una broma a una situación realmente preocupante”, remató.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo