Definen que Wagner siga preso hasta el juicio oral

La Justicia entrerriana dictó este miércoles la prisión preventiva hasta el juicio oral para Sebastián Wagner, el violador condenado que fue detenido por el crimen de Micaela García, informó el fiscal coordinador Dardo Tortul. Más temprano, el acusado prestó declaración ante el fiscal a cargo de la causa, Ignacio Telenta. Durante la indagatoria, que tuvo lugar en la Unidad Penal 8 de Federal (norte de Entre Ríos) donde se encuentra privado de su libertad, Wagner volvió a confesar ser el autor principal del crimen, pero señaló la participación de un cómplice: su jefe Néstor Pavón, quien ya se encontraba detenido e imputado por haber sido considerado sospechoso.

La hipótesis de la existencia de un colaborador en el crimen se manejaba desde el mismo fin de semana en Wagner fue detenido y se encontró el cuerpo de Micaela. Tanto el fiscal Telenta como el propio papá de la víctima se habían pronunciado a favor de esta teoría. "Una sola persona no pudo haber metido a Micaela adentro de un auto", aseguró Néstor "Yuyo" García después de la ceremonia pública de despedida que tuvo lugar el martes en Gualeguay. Por su parte, el fiscal había informado en rueda de prensa que "el mecanismo del hecho" hacía suponer "la colaboración de otra persona".

Néstor Pavón, señalado como cómplice por Wagner.

Inicialmente, los investigadores determinaron también que Wagner había cenado con Néstor Pavón, dueño de la gomería y lavadero donde trabajaba, el viernes 31 de marzo, horas antes de que Micaela fuera vista por última vez. También se estableció que el jefe le dio a Wagner cinco mil pesos para que pudiera irse de la ciudad tres días después. Finalmente, se conoció que Néstor Pavón se encontraba detenido e imputado en el marco de la causa por su "colaboración en el hecho", aunque se desconocía si su participación había sido "necesaria" o "secundaria". Es decir, si había colaborado con el asesinato de Micaela o si sólo había ayudado a Wagner a encubrir el crimen. Según lo que trascendió acerca de sus declaraciones, Wagner declaró ante el fiscal que "Pavón también fue".

​​Wagner será imputado por el delito de "homicidio criminis causa", es decir, aquel que se comete para ocultar otro delito (en el caso de Micaela, sería el abuso sexual). Según informó Telenta, la acusación también abarcaría el agravante por violencia de género, por lo que, en caso de ser condenado, el acusado podría recibir la pena de cadena perpetua.

Pedido de justicia

Desde el Movimiento Evita (espacio donde militaba la propia Micaela) convocan a marchar nuevamente este miércoles en distintos puntos del país. En Rosario, la cita es en Plaza San Martín a las 17.30 horas. Desde allí, la movilización partirá por calle Santa Fe para luego doblar en Oroño y pasar por el frente de los Tribunales Federales. Luego, la marcha continuará por el boulevard hasta Pellegrini con destino final en Tribunales Provinciales.

La presencia frente a los dos Tribunales no es casual. En esta oportunidad, el reclamo es a la sociedad en general pero al Estado y a la justicia en particular. Es que desde el movimiento de mujeres y feminista, se señala como responsable del crimen de Micaela no sólo al femicida confeso Sebastián Wagner sino también al Juez Carlos Alfredo Rossi, quien determinó dejar en libertad condicional a Wagner (condenado a nueve años de prisión por dos violaciones).

En este sentido, la Multisectorial de Mujeres de Paraná informó que será la Dra Liliana Vera, una de sus referentes, la encargada de redactar el jury de enjuiciamiento contra Rossi. Mientras tanto, el Juez de Ejecución Penal entrerriano pidió este lunes una licencia por veinte días y adujo sufrir un cuadro depresivo. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo