Inclusión, la cuenta pendiente con los pueblos originarios

Las comunidades qom, mocoví, kolla, guaraní y mapuche, entre otras, acuerdan por primera vez interactuar juntas con el Estado local para mejorar su acceso a las políticas públicas

Medio centenar de representantes de las comunidades de pueblos originarios residentes en Rosario se reunió por primera vez, todos juntos y con funcionarios municipales y provinciales, en el marco del Consejo de Coordinación y Participación de Políticas Públicas Indígenas. El objetivo de este espacio es ampliar el acceso de estos ciudadanos a las políticas públicas del Estado.

Aún no hay datos definitivos acerca de la población originaria radicada en esta ciudad. Un censo de 2014 realizado por las propias comunidades concluyó en que había poco más de 6.500 personas en una veintena de barrios, la mayoría en zona oeste. Todas atravesadas por diferentes matices de la exclusión social.

La Dirección de Pueblos Originarios municipal -de reciente creación- se fijó para este año el propósito de consolidar este nuevo vínculo establecido con las comunidades, y de "incluir sus demandas y articularlas con las distintas secretarías del municipio para mejorar su calidad de vida", explicó la titular del área, Marcela Valdata. Es que en el espacio también participan las secretarías de Salud Pública y de Desarrollo Social.

La reunión se realizó en el Cidel.

La agenda de trabajo pactado para el año es profusa. Por un lado, quieren conformar un paquete de 18 proyectos de capacitación en oficios y emprendimientos del plan Nueva Oportunidad, para formar la empleabilidad de unos 270 jóvenes de pueblos originarios, como ejemplo de restitución de derechos. Algo de eso tiene que ver con la incorporación de dos enfermeras de pueblos originarios a los efectores de salud municipal, cursos de lenguas, talleres culturales y asistencia técnica a instituciones.

Un asentamiento qom en el noroeste rosarino. El Consejo se propone aceitar
vínculos de la comunidad con el Estado.

Otra dimensión del trabajo apuntará a abordar el problema del consumo y las adicciones que afectan a estas comunidades y su relación con el aparato estatal a la hora de buscar atención. Y en cuanto a la educación, el Consejo se propone profundizar la escolaridad de las comunidades.

En esta primera reunión del año celebrada la semana pasada estuvieron presentes representantes de las comunidades radicadas en el distrito Oeste (barrios Toba, Rouillón, Villa Banana, La Boca, Luz y Esperanza), del distrito Norte (barrios Travesía y Sorrento) y del Noroeste (barrio Los Pumitas). 

Muchas veces el Estado aparece primero en forma de patrullero, y eso es lo que
se proponen revertir.

"Se trata de que a todos los miembros de cada comunidad les llegue el Estado a través de sus políticas públicas, se trata de inclusión, y de desandar prácticas clientelares y trabajar en conjunto", precisó Valdata.

En tanto, se informó que del 19 al 25 de abril se celebrará la Semana de los Pueblos Originarios. En este marco, se realizará el Pre Festival de Cine y Video Indígena Latinoamericano (19 y 20 de abril, en el teatro La Comedia). Además se darán charlas en escuelas primarias y secundarias tituladas Compartiendo saberes de los Pueblos Originarios, con el objetivo de promover la convivencia en armonía con la naturaleza, respetar los derechos de la Madre Tierra y de los ancianos como transmisores de la cultura ancestral. Las escuelas interesadas en inscribirse para realizar esta actividad lo pueden hacer en la Dirección de Pueblos Originarios, Buenos Aires 856, 4 piso, teléfono 4802035, de lunes a viernes, de 9 a 15, o por correo electrónico a pueblosoriginarios@rosario.gob.ar.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo