sec-corbata

La imagen más cruel: GM pasó lista para impedir el ingreso de trabajadores

La postal de un día triste para los trabajadores de General Motors 

La Imagen es de lo más cruel y habla por sí sola. Los trabajadores que quedaron dentro del acuerdo que la General Motors firmó con el sindicato Smata y que fueron anunciados como suspendidos por nueve meses, se presentaron este lunes a trabajar debido a que muchos nunca fueron comunicados vía telegrama sobre la decisión de la empresa. Y lo que encontraron en la puerta de la fábrica fue otro duro golpe. GM pasó lista e impidió el ingreso de muchos, que entonces se dirigieron a la comisaría de Alvear a efectuar la denuncia y posteriormente a las oficinas del Ministerio de Trabajo de la Nación.

La secuencia se dio temprano y se repitió en las primeras horas de la tarde. A las seis de la mañana, momento en que debían ingresar los trabajadores del “turno azul”, personal de seguridad se hizo presente en el lugar con una lista en la que figuraban los apellidos de quiénes podían ingresar y quienes debían retirarse. Idéntica situación se dio a las 15 con los trabajadores del “turno verde”.

Empleados de la automotriz contaron a Rosarioplus.com que por la particular situación este lunes la seguridad en la planta se vio reforzada, incluso con la presencia de un patrullero de la Policía de Santa Fe. Nada se salió de control, pero ante la imposibilidad de ingresar, los trabajadores suspendidos que siguen a la espera del telegrama se dirigieron a la comisaría de Alvear donde “dejamos sentado que nos presentamos a trabajar y que la notificación legal todavía no nos llegó”, para luego dirigirse a la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación, en Rioja y Sarmiento. 

En las oficinas de la cartera laboral supieron que el acuerdo firmado entre GM y Smata todavía no fue homologado. E incluso los trabajadores le hicieron notar a las autoridades que en algunos telegramas que ya se entregaron hay algo que no cierra. Emitida el día 3 de marzo (viernes), la misiva señala que “debido a la falta o disminución de trabajo imprevisible, inevitable y no imputable a General Motors de Argentina SRL, se lo suspende desde el 1/3/2017 al 30/11/2017”. Como el 1 de marzo se celebró el Día del Mecánico no hubo actividad en la planta, pero los días 2 y 3 todos ingresaron a la fábrica y trabajaron con normalidad. ¿Entonces?

Quienes hasta este lunes no fueron notificados debidamente de la suspensión piensan repetir el procedimiento el día martes. Sin telegrama, se presentarán en la planta de Alvear y si se les imposibilita el ingreso volverán a denunciarlo en la comisaría correspondiente. Todo mientras guardan la esperanza de encontrar alguna solución ante un acuerdo que muchos rechazan y denuncian como ilegal.

La empresa había anunciado la semana pasada que por la recesión en Brasil, que afectó la exportación nacional, y algunos cambios en la producción, 350 empleados iban a ser suspendidos por nueve meses. La firma prometió que al cumplirse el plazo, si la situación mejora, se volvería a regularizar la plantilla de personal. Pero mientras no esté todo claro, los obreros seguirán dando pelea.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo