sec-corbata

Los manteros se ganaron un espacio propio en el centro

La Municipalidad habilitó un espacio para los vendedores ambulantes que copaban las peatonales en días de paro y feriados: será en la Plaza Montenegro, de miércoles a sábados

Lo que empezó como un tire y afloje con los inspectores municipales y, detrás, los comerciantes de las peatonales y el microcentro, terminó con la generación de un nuevo paseo comercial, a cielo abierto en este caso y con los matices del caso: la Feria del Encuentro, tal el nombre del espacio cedido por la Municipalidad en la Plaza Montenegro a los vendedores ambulantes conocidos como "manteros".

La feria funcionará de ahora en más de miércoles a sábados, con una treintena de artesanos locales y emprendedores de la economía social de la ciudad. La intendenta Mónica Fein la inauguró este miércoles por la mañana. "Estamos saldando una deuda que teníamos desde hace varios años", dijo la jefa municipal respecto del reclamo de estos microemprendedores.

“Todos los gobiernos deben priorizar las políticas vinculadas al empleo”, dijo Fein y agregó: “Rosario hace punta nuevamente en políticas de empleo y como ninguna otra gestión, con más de 600 ferias, acompaña a los emprendedores de esta ciudad en alternativas laborales”.

El telón de fondo lo da el enfrentamiento que tuvo la actual conducción del sindicato que agrupa a algunos vendedores, el Sivara, con la Municipalidad, por el copamiento de las peatonales en ocasión de los paros de empleados municipales. En el medio, hubo quienes denunciaron aprietes mafiosos por parte de personas que esgrimieron alguna representación gremial para exigirle a vendedores el pago de una suerte de permiso para permitirles ofrecer su mercadería en el microcentro.

De qué va la mano

La feria se armará en cada uno de los días convenidos con puestos desmontables sobre calle San Martín, entre San Luis y San Juan. Funcionará de 10 a 18 de miércoles a viernes, y los sábados, de 10 a 14. Ofrecerá artesanías locales fiscalizadas por la Secretaría de Cultura y Educación, y productos alimenticios también de factura artesanal, que funcionan en la órbita de la economía social municipal. Panificación, mermeladas, licores y cervezas, entre otros productos ya conocidos en el resto de las ferias rosarinas. 

Desde la Municipalidad explicaron el porqué de la elección de la plaza Montenegro para el emplazamiento. "Se debe al reconocimiento de un territorio en el que históricamente se dio cita la actividad artesanal local, y a la gestión cultural del Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, que incluye el fomento de las industrias culturales locales y la revitalización del entorno del espacio, mediante la ejecución de actividades y proyectos culturales innovadores y socialmente inclusivos", explicaron.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo