sec-corbata

Un conflicto gremial podría dejar sin fernet a los argentinos

Los trabajadores de la empresa Fernet Branca anunciaron que bajaran la producción, en reclamo de un ajuste salarial por la inflación, cambios en la antigüedad y una extensión en la licencia por paternidad.

Los empleados comenzaron este lunes a trabajar a la mitad de la capacidad instalada en la planta que la compañía tiene en la localidad de Tortuguitas, provincia de Buenos Aires.

"Decidimos una quita de colaboración por tiempo indeterminado; eso significa que trabajamos al 50%, bajando la velocidad de las máquinas a la mitad, durante las ocho horas de trabajo", explicó José Vera, uno de los delegados de los trabajadores, en diálogo con El Cronista.

Desde la empresa, informaron que no hay ningún conflicto con los empleados y que la actividad de la planta se está desarrollando normalmente. Sin embargo, los trabajadores precisaron que comenzaron hace dos meses a negociar un ajuste salarial.

"Empezamos pidiendo un 40% de aumento, por la fuerte inflación y el tarifazo de servicios. 
Ellos nos ofrecieron $ 2000 no remunerativos hasta julio, que luego pasan a ser remunerativos. Pero no nos cierra, tenemos atraso salarial. Esos $ 2000 equivalen a un 10% de un sueldo promedio, es insuficiente", explicó Vera.

El delegado gremial, afiliado a Soeva (Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas), explicó que también reclaman un cambio en la antigüedad. "Quien trabaja hace 20 años recibe casi lo mismo por antigüedad que quien ingresó hace tres años. Hoy es del 1%; reclamamos que para una antigüedad de hasta 5 años sea de 1,5%; de 5 a 10 años, 2%; de 10 a 20 años, un 2,5% y para quien tiene más de 20 años de antigüedad, del 3%. Y también buscamos negociar una licencia por paternidad de 15 días, hoy solo tenemos dos días, después tenemos que dejar a nuestras mujeres solas, a poco de parir, aún doloridas", señaló el representante gremial.

El año pasado, los trabajadores habían logrado un aumento del 42,6% en el básico a fines de febrero, tras amenazar con parar la empresa y su producción y alertar sobre un posible desabastecimiento. Hasta entonces, los empleados cobraban un promedio de $ 6500 a $ 7000 por mes.

En esta oportunidad, el delegado gremial comentó que "si el conflicto se extiende y seguimos trabajando al 50% de la capacidad, podría haber algunas faltas de producto durante la semana próxima".

Los delegados pidieron además "disculpas" a los consumidores, en caso de que la medida pueda afectarlos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo