sec-corbata

Un policía pidió permiso para pasar al baño y descubrió un mini casino

Ocurrió este jueves en un bar de zona sur. Había computadoras para apuestas ilegales. El local está a una cuadra de una comisaría

El operativo fue exitoso, pero no necesitó ni de la Policía de Investigaciones ni la Tropa de Operaciones Especiales, sino de las ganas de ir al baño de un uniformado. Un agente policial que se encontraba como apoyo en un control callejero junto a inspectores municipales de Tránsito, en San Martín y Batlle Ordóñez, pidió permiso en un bar de esa zona para utilizar el sanitario. 

Ante la autorización de la cantinera, el agente se dirigió al baño, en la parte trasera del negocio ubicado en San Martín al 6100. Y fue entonces cuando advirtió que en una habitación contigua había tres computadoras empleadas en juegos de apuestas clandestinas.

El descubrimiento del suboficial desencadenó el procedimiento posterior. La encargada del bar, de unos 50 años, no resistió el operativo que culminó con el secuestro de cuatro ordenadores y dos cuadernos que -según informó la fuerza de seguridad- contenía cifras de ventas y una billetera de lona conteniendo dinero en efectivo.

El material secuestrado fue trasladado a la Sub Comisaria 20ª, que se encuentra a una cuadra del lugar allanado, y la la mujer que atendía quedó a disposición de la Justicia.

Esta semana, hubo un amplio despliegue policial en los departamentos Las Colonias y Castellanos, en los que se allanaron 19 domicilios vinculados a una red de garitos clandestinos. Diecisiete personas resultaron detenidas, dos de las cuales son policías. Uno de estos uniformados era hasta entonces subjefe de la Unidad Regional XI, con sede en Esperanza. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo