Ventajas y desventajas de volar en una low cost

Argentina no cuenta todavía con aerolíneas de bajo costo, denominadas "low cost", pero podrían sumarse algunas en los próximos meses. El gobierno nacional decidió oficializar la concesión de 135 nuevas rutas por 15 años y la autorización a operar en algunas de ellas a tres líneas aéreas: American Jet, Andes y Alas del Sur. Pero la única aerolínea con servicio "low cost" mencionada fue una cuarta, Fly Bondi, que podrá sumarse si completa la documentación técnica sobre sus aeronaves.

Ante la inminente llegada de las nuevas empresas al mercado nacional, es importante diferenciar entre una compañía que ofrece servicio "low cost" y una aerolínea que vende un vuelo económico, y sus ventajas y desventajas.

Las ventajas de una aerolínea "low cost" son:

  • Los pasajes pueden llegar a costar hasta un tercio de la tarifa en una compañía tradicional. Se consideran "adicionales" o "extras" todos los servicios que no sean el vuelo en sí y el equipaje de mano, cuyo peso y medidas varían según la aerolínea y se miden de forma estricta.
  • Los precios no cambian demasiado entre las temporadas. Es decir, los viajeros podrán encontrar vuelos baratos en cualquier época del año.
  • Los vuelos son directos, sin escalas, y los aviones suelen salir muy puntuales.
  • Los pasajeros tienen que subir y bajar mucho más rápido que en las compañías tradicionales.
  • Al seguir en las redes a este tipo de aerolíneas, el pasajero se puede informar sobre tarifas más ventajosas y de tips para volar (por ejemplo, llevar los pasajes impresos, averiguar si la aerolínea en la que volamos acepta los carry on como equipaje de mano, etc.).

En cambio, las desventajas de una low cost son:

  • Algunas veces, el dinero que se ahorra en los pasajes aéreos se termina pagando en comidas a bordo, valijas despachadas en bodega y/o exceso de equipaje.
  • Como las aerolíneas "low cost" transportan más cantidad de pasajeros en la clase Económica, se viaja más apretado y en asientos que casi no se reclinan.
  • La anticipación también es un factor a tener en cuenta en las "low cost". Con excepción de ofertas puntuales, la mayoría de los vuelos largos son más baratos si se compran con antelación.
  • Muchas veces estas compañías usan aeropuertos secundarios o llegan a localidades que se encuentran en las afueras de las grandes ciudades. Por lo tanto, es necesario tener cuidado con los costos que pueden significar los traslados.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo