Alegría y color en la tradicional bajada de los estudiantes de Medicina

Este miércoles se realizó la tradicional bajada de los estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas, que ya es todo un clásico de la ciudad. Aunque algunos señalan que esta celebración empezó en Odontología, en la actualidad son los futuros galenos quienes le ponen todo el color al final de cursada.

Como cada año, cientos de estudiantes que se encuentran cursando quinto año de la carrera se adueñaron desde las primeras horas del día de las escalinatas y calles linderas a la Facultad para llenarlas de espuma, música y algarabía.

Este particular evento tiene a los disfraces como marca registrada. Cada estudiante se encarga de confeccionar su propio vestuario, algunos llegando a un nivel máximo de originalidad y otros optando por personajes populares y algo trillados. 

Es bien amplio el abanico de disfraces que los estudiantes eligieron en esta oportunidad para despedir la cursada. Grupos de vikingos, la familia Picapiedras, el Chapulín Colorado y hasta El Hombre Duff (personaje de los Simpson) festejaron con evidente euforia y alguna bebida espirituosa a mano.

Una larga barra de tragos fue montada en las cercanías de la casa de altos estudios, con una decena de mozos de punta en blanco que desde las primeras horas se encargaron de suministrar bebidas de todo tipo. Además, instalaron varios baños químicos a un costado para que ningún superhéroe pasara papelones.

Alrededor de las 12 se interrumpió la música que sonaba por los altoparlantes y desde los altavoces se anunció que la fiesta seguiría en el Monumento Nacional a la Bandera, pero que antes de partir todos los estudiantes debían acercarse a la puerta de la facultad para tomar una foto grupal que seguramente quedará en el recuerdo de muchos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo